jueves, 24 de febrero de 2011

Ardillas

En este paraje mediterráneo donde vivo, plagado
de Pinus Halepensis, estos simpáticos animales
son muy abundantes. Devoran las piñas haciéndole
competencia al antiquísimo Piquituerto:

Piquituerto hembra. Punta de la mona, Almuñecar.


Las piñas aún no han evolucionado para protegerse
de las ardillas que las abren con toda facilidad, no así
contra los Piquituertos frente a los cuales presenta un
escudete de defensa. Maravillosa adaptación de las
plantas en la Naturaleza frente a la predación. Me
recuerda a los Acebos de hojas pinchudas por abajo
para evitar a los herbívoros y hojas redondeadas más
arriba donde aquellos no llegan.

Cada día que salgo a pasear mi perro tengo algún
encuentro con ellas. No son confiadas en absoluto
pero si curiosas por lo que aprovecho su postura
en observación para fotografiarlas:

Ejemplar juvenil. Punta de la mona, Almuñecar


Ejemplar adulto. Punta de la mona, Almuñecar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada