miércoles, 9 de febrero de 2011

Malvasía Cabeciblanca

Mi primer encuentro con este maravilloso pato, tan
emocionante como cuando pude ver al lince Romero
en Andújar ( ver mi post : Lince 18 Enero 2010 ) fué
el año pasado, el 24 de Abril de 2010 en mi querida
Charca de Suárez, Motril:



Cuatro ejemplares, probablemente procedentes del
Norte de Africa ( Túnez ) donde mantiene poblaciones
o de la colonia de las Salinas del Cabo de Gata (Almería),
pues sesteaban sin apenas sacar la cabeza junto a las
plantas acuáticas de las cuales procuran nunca alejarse,
tal es su trauma todavía, grabado en su genética
del terror a la caza que casi los exterminó....
En 1977 solo quedaban unos 20 ejemplares en la laguna
de Zóñar en Aguilar de la Frontera, acorralados por las
cacerías, aterrorizados y al borde de la extinción.

Bueno, pues mira por donde, volviendo de Jerez para
mi Granada, disfruté de esa maravillosa carretera que
discurre por estos pueblos blancos tan alucinantes por
los que increíblemente no ha pasado el rodillo de la fea
globalización que está destruyendo nuestro cliché:

ZAHARA, provincia de Cádiz, la conquista de su castillo
entonces fontera, por los Reyes Católicos, supuso el
comienzo de la conquista del Reino nazarí y el final de la
presencia musulmana en Iberia:

OLVERA,Cádiz, bellísimo conjunto militar-religioso-popular:
Tras la borrachera de verde, blanco y azul, pues es
inevitable parar de nuevo y observar estas masas
graníticas que emergen por toda la región entre los
campos y prados de ganaderías. Hoteles de 5 estrellas
para rapaces como el Búho Real y el Buitre Leonado:

A gran altura planea algún ejemplar lo que promete
algún mejor avistamiento, a pesar de la distancia:

Un simple vistazo con los prismáticos y cuento
rapidamente 18 ejemplares en sus cortados:

Me he olvidado de que iba de viaje de trabajo... continúo
mi marcha acuciado por las citas posteriores y como no
pie a tierra otra vez al pasar por la Laguna de Campillos:

Mucha agua este año, muchas gaviotas ( Reidoras ,
Cabecinegras y Sombrías), muchas Fochas y Anades
Reales por doquier. Algunos Porrones comunes también.

Allá muy lejos me alegro de ver esta pareja de
Somormujo Lavanco:

Cuando empiezo a animarme un poco pasan menos lejos
estos Anades Frisos escoltados por el Pato Cuchara:

Lejos para fotografiar, pero cerca para emocionar, distingo
a estos paisanos andalúces, con la cara tan blanca como la cal
de las casas de esos pueblos que he visto una hora antes,
el peculiar Malvasía Cabeciblanca:

Ocho ejemplares (siete en la foto) pude avistar, dormitando
con su clásica postura de cola levantada, mientras un macho
levantaba la cabeza de tiempo en tiempo para vigilar:

Como no, su ubicación, tras las plantas acuáticas protectoras
de vistas (carretera a la izquierda de la foto) y de escopetas:
Gracias, Madre Naturaleza, por estos regalos tan singulares
que aún podemos disfrutar de tu enorme creatividad.
Gracias a aquellos biólogos que descubrieron aquellos veinte
últimos infelices que quedaban en Zóñar y que tras treinta y
tantos años de campañas de protección y sensibilación nos
permite ver que de 20 hemos pasado a casi 3.000 ejemplares
de esta joya andaluza-africana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada