miércoles, 21 de abril de 2010

Musaraña común

QUEVEDO contaba que se distraía al contemplar las musarañas
quería decir que no estaba en lo importante sino en lo inútil.
¡Cuantas veces nos reprocharon...estar pensando en las musarañas..!
Errónea metáfora sobre diminuto animalito tan activo día y noche.

Prefiere esconderse y anidar en huecos de muros o entre piedras y
moverse cazando invertebrados por la hojarasca húmeda y umbría.
Dispone de glándulas odoríferas que activa al ser capturada, razón
por lo que no es consumida por gatos o comadrejas aunque sí por
rapaces con mal sentido del olfato como el cernícalo o la lechuza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada