domingo, 31 de enero de 2010

Roquero solitario


Belleza de pájaro, muy desconocido por su hábitat en cortados rocosos inaccesibles y su gran timidez, muy difícil de observar.


El macho, de impresionante color azul recuerda algo al abundante mirlo pero su pico oscuro es más grueso (se alimenta de caracolillos, invertebrados e insectos) .



La hembra es menos llamativa , parduzca y moteada para no ser detectada.

Menos huidizos en primavera, cantan sobre elevaciones (a veces chimeneas de edificios) con trinos muy parecidos a los de la Collaba negra.

1 comentario:

  1. Pues para ser tímido, el macho sale posando más chulo que ná

    ResponderEliminar