sábado, 24 de agosto de 2013

Pulgones y arañitas

También son NATURA, está claro.
Están ahí para amargarnos nuestra jardinería por lo que tenemos que combatirlos para evitar la muerte lenta de nuestras plantas y el repugnante tinte negro o azucarado pegajoso que generan.
Pero así mismo como aficionados naturalistas, estudiemos sus asociaciones en simbiosis con otros seres vivos y sus predadores naturales.  Fumigación y otros tratamientos para erradicarlos,  salen de los objetivos de este Blog.

Son una familia enormemente destructiva y que se reproduce a gran velocidad, ponen huevos sobre los tallos de las plantas y tras su desarrollo  finalmente creo que una última generación alada vuela y se marcha a otra planta una vez agotadas las posibilidades alimenticias de la infestada.

Se alimentan clavando en las hojas un tubo chupador que extrae la savia de las hojas, amarilleándolas o incluso trasparenteándolas hasta la muerte y caída del árbol.

De entre tantas especies y variedades, he captado algunas secuencias de estas tres que hoy os muestro:

LAS ARAÑITAS BLANCAS:


Menos comunes que sus parientes las Arañas rojas, pero más llamativas sobre las hojas atacadas. A primera vista yo apenas percibía unos puntitos blancos.  La foto siguiente es una ampliación del natural :


Cada araña lleva minúsculos hilos de seda adosados al cuerpo de manera que al agruparse en colonias originan estos repugnantes nidos sedosos en el envés de las hojas:


Entre sus enemigos naturales, quizás la principal y  tan querida  generaciones tras generaciones, (en Italia la consideran un símbolo de buena suerte a quien la encuentre) la popular MARIQUITA:



LOS PULGONES COMUNES (ÁFIDOS) :

Para defender a los Pulgones de ese temible predador entre otros, se han asociado estos con diversas especies de HORMIGAS que expulsarán ferozmente al insecto si se acerca a la colonia:




En realidad las hormigas no vienen a ordeñar a los pulgones como siempre se dijo sino que vienen a degustar sus excrementos de alto sabor azucarado,  razón por lo que los cuidan como rebaños en propiedad.
Estos casi microscópicos animalillos tienen el cuerpo elíptico y blando, los ojos rojos, las antenas largas y curvadas hacia el exterior.
Lo más llamativo de ellos son esas dos antenillas negras que les salen de la parte trasera del abdomen, llamadas "cornículos", por las que emiten secreciones tóxicas malolientes cuando son atacados.
Los de color verde como estos, son los más abundantes pero también los hay negros, rojos y grisáceos.





El predador del cual no podrán zafarse es nuestro vecino GORRIÓN DOMESTICO que se deleita día a día con este desayuno proteínico y azucarado que le ofrece nuestro jardín, colaborando así también al  control natural de estas plagas, magnífico trabajo el que hacen, observad:





En la planta de al lado (una Jacaranda) había otra colonia de arañitas pero esta vez asociada con pulgones negros:


Puf...¡MENUDA MERIENDA DE NEGROS!....



Como veis, sobre estos predan otra especie de insecto diferente. Las hormigas no pueden con la defensa de todos supongo, interesante.

2 comentarios:

  1. Muy interesante eso de mostrar la plaga y su agente de control biológico, jeje.

    ResponderEliminar
  2. También al Macro?. Eres un artista amigo mio.
    Saludos

    ResponderEliminar