viernes, 19 de abril de 2013

Silencio...están criando


Días de descanso para las aves, no hay estrés, no hay disparos en los cotos, todo está en calma, hay que anidar, cada uno a su manera. En las islitas dispersas por el seguro centro del humedal:


En los bordes, sin miedo a los predadores o la cercanía humana:




O en lo más profundo y discreto del carrizal:


Es tiempo también de ya sacar los pollitos adelante, unas en solitario caso del Ánade real cuyos machos se desentienden



o de otros que alimentan al unísono macho y hembra a sus pollitos


Al lado de tanta paz y dulzura, vuelve la violencia ante la escena de ver como una Patiamarilla le destrozó a picotazos el ala derecha a esta cogénere, que vino a salvar la vida entre las plantas acuáticas:


Las Garzas andan cegadas con tantísimas Ranas verdes por el agua y Ranitas meridionales por los carrizales que dan conciertos ensorcedores maravillosos en periodos cortos pero espectaculares:


Enfín, tiempos de cría, procuremos no molestarlas mucho, tengamos cuidado.

5 comentarios:

  1. Gracias por la información y por el consejo que nunca está de más. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús,

    siempre está bien dar este tipo de consejos. Esta es la fase más sensible de la vida de muchas aves y hay que tener un especial cuidado en no molestarlas.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razon,,,,que no se llene eso de patiamarillas que se acabo la paz.
    Saludos camperos

    ResponderEliminar