jueves, 18 de noviembre de 2010

Zampullín chico

Lo de "zampullín" pues me vale, no para de dar zampullidas,
todo un buceador alimentándose bajo el agua:


Lo de "chico" pues será por su tamaño, porque por lo demás
¡vaya artista!, es la dinámica, la potencia vital, la actividad.
Es tan chulo, que hasta le encanta hacerse buenas fotos:

Cuando todo es calma otoñal en el humedal, solo el Ruiseñor
bastardo con su patrulla por el borde del agua trinando su
potente reclamo territorial y el Zampullín con su también casi
desproporcionado relincho, hacen añicos el cuadro silencioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada