sábado, 3 de julio de 2010

Escarabajo rinoceronte

Otro adorno que ofrece la madre Naturaleza. No come absolutamente
nada, desde que metamorfosea de su fase de larva a la de adulto, por
lo que su impacto en la Agricultura es nulo. Vive solo unos meses.

Macho de Oryctes nasicornis

Los veremos a principios de verano, cuando salen de sus galerías solo
para reproducirse. Crepuscular, busca la luz en los cortijos.

Hembra de Oryctes nasicornis

Es tan torpe para volar, que resulta manjar fácil para zorros,
rapaces nocturnas y otros predadores.
El cuerno que luce el macho lo utiliza para cavar galerías y pelearse.
Su caparazón es extremadamente duro y resistente.

Su larva es un gusano blanco de gran tamaño. A diferencia del adulto
vive tres años alimentándose de hojarasca y madera podrida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada