viernes, 24 de mayo de 2013

Tritón pigmeo y Gallipato

6 horas de coche ( 3 de ida y 3 de vuelta) tras la llamada de mi entrañable RAMÓN, hecha desde Sabiote, Jaén para que fuera a ver unos "tritones" que el ya sabía que durante el invierno lluvioso habían entrado en la piscina de la finca. Toca limpiarla para el verano y allá que acudo corriendo para estudiarlos en lo posible.

Mínimo dos tercios del viaje en coche viendo olivos, que digo olivos, trillones de olivos.
Este es el aspecto que tenía en la fresca mañana del pasado sábado, parte del valle del río Guadalimar visto desde la carretera al pasar por debajo del castillo de Sabiote:


Cada vez que voy llegando a esta finca, que tuve la satisfacción de diseñar y construir su casa cortijo hace unos 7 años me doy cuenta de la calidad de las gentes que cuidan sus olivares con técnicas prácticamente perfectas en líneas infinitas trameadas en dos direcciones cada 8 mts.


Pero si se les podría calificar de agricultores impecables, que me decís de sus cualidades como jardineros:
El patio de entrada, exquisito, rural, auténtico, práctico, alegre, coordinador de casa y cocheras, etc.


El jardín al otro lado, inmaculado, ni una brizna de césped más alta que el resto. Al fondo, la piscina:


La piscina, que como veis está en proceso de limpieza y desinfección para ser llenada. Imprescindible por estas tierras donde los calores veraniegos son demoledores, los 40º C son casi habituales en Julio y Agosto:


Todavía sin haber visto a "los tritones" dejé trabajar mi mentalidad rastreadora y comenzé a imaginarme las vías de acceso y escondrijos (sustitutivos de las piedras naturales del campo) que aquellos habrían utilizado 
para llegar al atractivo olor a agua estancada de la piscina, que al no estar clorada en invierno, debe resultar irresistible como idóneo frezadero donde concurrir para copular y poner los huevos, es la ley de los anfibios:


Detrás de estas "piedras", olivos hasta el infinito. La Sierra de Cazorla -Segura- Las Villas queda en el horizonte. Por sus ríos y umbrías son relativamente abundantes los Tritones pigmeos:


Una vez algo relajado de la tensión del viaje, ya tocaba irse en busca del tesoro. Enseguida percibí en aquel contenedor plástico donde me los habían guardado, que no solo había GALLIPATOS como yo suponía sino que también había  TRITÓN PIGMEO, no me los esperaba, que alegría, nunca había visto uno vivo, palpitaba de satisfacción:


...............................................................................................................................................

3 TRITONES PIGMEOS: Son semiacuáticos, pasan más tiempo fuera que dentro del agua, escondidos entre las piedras del sotobosque para salir de noche cuando hay más humedad en el aire a cazar pequeños invertebrados.

Os señalo en este mapa de distribución bajado de Internet, donde estamos para que podais ver que se trata de casi la avanzadilla Este de este tritón en la Península:



Tritón Pigmeo nº 1: Hembra, reconocible su sexo por la raya anaranjada del dorso. Al ser su colorido jaspeado (verde de fondo plagado de manchas negras, de ahí tambien su apelativo de Marmoratus) algo más apagado y su cola algo más evolucionada con bordes-aletas para mejorar su impulsión nos indica que este ejemplar podría tener más preferencia por la vida acuática que por la terrestre:




Tritón Pigmeo nº 2: Otra hembra. Sus colores algo más vivos indican que posiblemente lleve una vida más terrestre que la anterior:



Tritón Pigmeo nº 3: Pequeño Juvenil. Al igual que las hembras, lucen raya dorsal anaranjada tanto las ya mencionadas como los machos. Su bonito colorido verde, jaspeado de manchas negras,seguro que es una pretendida arma defensiva como de advertencia a sus predadores de que pueda ser venenoso o desagradable de sabor, cuando el pobre animalillo es absolutamente inofensivo.



 
          .............................................................................................................................................

15 GALLIPATOS: Los mayores en tamaño, de la familia Salamandras. También son los más acuáticos. Pueden pasar meses sin comer ya que no necesitan calentar su cuerpo mediante el alimento, pero son unos voraces depredadores de todo lo que se les acerque, incluso pequeñines de su misma especie. Piel rugosa. También inofensivos aunque si se manipula a mano desnuda pueden impregnarnos con sus glándulas anaranjadas algo de sustancia que podría resultar irritante. Hay que manejarlos con guantes húmedos para no estropear sus mucosas cutáneas.
Su nombre científico Pleurodeles waltl, sin ninguna subespecie definida en la península por el momento.


Gallipato nº 1: Macho, brazos delanteros fuertes, algo estilizado y cola muy larga. Muy viejo ...¿cuantos años viven?....su color oscuro así lo certifica y este no es oscuro, es ferruginoso, vaya elemento, enseguida me llamó la atención pese a no ser el más grande:




Gallipato nº2: Hembra , cabeza más ancha y cuerpo algo más rechoncho.También oscura ferruginosa lo que indica sus muchos años de edad. Se encogía en típica curva defensiva:




Gallipato nº 3: Hembra de impresionante aspecto, debe ser también muy vieja. La más grande de toda la serie de ejemplares de este estudio, monstruosa. ¡Preciosa!




nº 4: Hembra.Muy parecida a la anterior, pero algo menos monstruosa y menos grande:



Gallipato nº 5: Hembra, grande, oscura, vieja:




Gallipato nº 6: Macho. Marca muy bien su dorso más crestado y la cabeza menos rechoncha. Oscuro o sea también viejo:



Gallipato nº 7: Macho, con típica piel algo leonada. Lo seleccioné como ejemplo por su agilidad y respuesta ya que sacaba y endurecía de forma afilada las protuberancias que tiene en la cabeza detrás de sus glándulas parótidas junto al cuello. Esto me impresionó mucho al manipularlo. Así mismo marcaba perfectamente en el interior de sus brazos delanteros, las típicas corneas negras que le sirven para sujetar a las hembras en las cópulas. Fijaros también como marca la cloaca a diferencia de las hembras que la presentaban plana:





Gallipato nº 8: Macho. Típico aspecto leonado en su piel propio de su sexo. Cola muy larga:



Gallipato nº 9: Macho. Ya oscuro y muy estilizado:



Gallipato nº 10: Hembra. Mediana edad, algo oscura ya. Rechoncha:



Gallipato nº 11:Macho. Mediana edad. Marca cresta y cola plana y larga, estilizado:



Gallipato nº 12: Tamaño menos grande y menos oscuro, o sea no muy viejo. Probable hembra pues su cola no es muy larga y la cabeza algo grande:



Gallipato nº 13: Juvenil. Menor tamaño y piel algo más verdosa que anteriores. Probable hembra:



Gallipato nº 14: Juvenil muy parecido al anterior, algo más claro y estilizado. Probable macho:



Gallipato nº 15: Juvenil. El benjamín de la colección. Piel verdosa muy clara. Cabeza grande en proporción al cuerpo ¿probable hembra?:


Pues estos eran los 18 especímenes encontrados en la piscina, listos para su liberación:



Cuando decidimos llevarlos para devolverlos a la ribera del río (el Guadalimar como ya os he dicho), me dí cuenta de muchas cosas que antes no habría observado:


- MENUDO ECOSISTEMA: Esta ladera (la foto está hecha desde la casa-cortijo) es una autopista para que millares de seres pequeños, que normalmente frezarían en las orillas más someras y tranquilas del río, en estos tiempos que proliferan estanques de riego por doquier y piscinas, atraídos por el olor del agua, suban en busca de crear nuevas colonias. ¡ Os imagináis como se vería favorecida su población si estas fincas se animaran a construir pequeñas pozas colocadas estratégicamente !  Increible....
El sotobosque de la ladera está compuesto básicamente de Terebintos (Cornicabras) y Aladiernos. También hay algo de Lentisco, Retama en los bordes, etc, además de ser bastante pedregoso. Perfecto.

- REZAGADOS DE LA EVOLUCIÓN.Cuando hace 350 millones de años, en el periodo Devónico, sus antepasados, peces parecidos a los Celacantos decidieron marcharse a tierra firme abandonando el agua atraídos por la ya abundantísima cantidad de plantas e insectos que podían devorar, estos TRITONES se quedaron ahí a mitad camino, hace unos 8 millones de años. Les daba igual vivir en el agua que en la tierra, y parece que aún no han decidido dar el salto definitivo. Quizás sean unos de los mejores ejemplos aún vivientes en los que podamos leer la EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES.

-NITRÓGENO: Parece que les gusta o cuando menos no les perjudica. Estas tierras de olivares están continuamente abonadas con Nitrógeno. Yo tambien los ví (ver mi  post Gallipatos) en una charca somera, un abrevadero diría yo, en la montaña, contínuamente visitada por el ganado, ovejas y cabras que no dudaban en orinar sobre el entorno.

-DEPURACIÓN PISCINAS: Frente a algunas técnicas ahora más sofisticadas, se mantienen las dos mas habituales, mediante CLORO o SAL.
Podemos ver en esta piscina que se mantenía clorada, como tras abandonar su mantenimiento unas semanas, el cloro se evaporó y se volvióa llenar de vida sin problema. Su vaciado no supuso pues tampoco ningún problema aparentemente para el ecosistema, el agua llevaba vida, no llevaba muerte.
Todo lo contrario que la sal que se está imponiendo cada vez más, porque el cloro irrita los ojos si se abusa de su dosificación. ¿Que hicieron los romanos para acabar definitivamente con la rebelde Cartago? pues cubrirla de sal. Cada vez que se vacié una piscina tratada con sal...donde vaya a parar el agua solo arrastrará muerte.

Bueno amigos, otro pequeño estudio sobre seres raros y aún muy desconocidos. Espero haberos aportado algo. Son maravillosos.




21 comentarios:

  1. Buenas

    Los tritones no son jaspeados, sino pigmeos (Triturus pygmaeus). Antiguanmente se consideraban la misma especie que el jaspeado, pero ya hace tiempo que los separaron en 2 especies, el jaspeado en la mitad norte de la península y el pigmeo en el sur. Por cierto jaspeado no hace referencia al color verde, sino a las manchas negras alargadas del cuerpo (del latín marmoratus, manchado)

    Un saludo
    Ricardo Román

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ramón, he incluido tus hermosas anotaciones semánticas. Lo de pigmeo ya lo sabía y de hecho ya lo indicaba que era mucho mas pequeño en el Sur que en el Norte pero queda anotada tu sugerencia de subespecie pygmaeus para esta zona de la Península.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo Jesús

      No es por llevarte la contraria, pero insisto: El tritón pigmeo (Triturus pygmaeus), que es el que tan bien nos muestras en este reportaje, es una ESPECIE DISTINTA al tritón jaspeado (Triturus marmoratus). Como un gorrión común y un gorrión moruno, son de la misma familia, pero son especies distintas.

      Saludos
      Ricardo Román

      Eliminar
  3. El gallipato nunca lo vimos, bueno y el pigmeo, pues aquí si que vemos mucho el jaspeado. Valió la pena las horas de coche.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Wili. Por el Norte deben ser más fáciles de ver, por aquí los Tritones son raritos aunque estén bien distribuidos, o no ha habido hasta ahora pues costumbre de buscarlos y verlos.

      Eliminar
  4. Supongo que el euro de referencia será siempre el mismo, si no te dejaste una pasta,jajajajaja. Buen trabajo. El viaje de 4 horas ida i vuelta mereció la pena

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dicen los ingleses "Good value for my money"

      Eliminar
  5. Soberbia la entrada Jesús, que simpáticos son estos anfibios, tal y como me comentaste.
    La casa es preciosa a tu estilo, con esos tejados que los tejeros se echan a temblar.
    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo Rafa que deberíamos de buscarlos y verlos, que los hay, por Andalucía.

      Eliminar
  6. Pues que majo tu amigo que te avisa para liberarlos y no los mata sin miramientos. Ojalá más personas fueran así de concienciados.

    ResponderEliminar
  7. Ola Inés. El año pasado me contaron los habían matado. Como son muy buena gente aunque tengan esa cultura recibida por generaciones de..MATAR TODO LO SE PAREZCA O QUE SE MUEVA COMO UNA SERPIENTE..les dí un simple discursito de su antiguedad, su rareza del prestigio que da a la finca tener biodiversidad y gracias a Dios dio resultado, este año me avisaron para que los viera y los soltaron, a partir de ahora será siempre igual, estoy seguro.
    Me falta ahora convencer a la dueña de la finca de hacer una simple charquita cerca (tienen agua de sobra para ello) para que estos anfibios crien y puedan volver por su pie a la ladera de monte que ves en la foto en vez de quedar atrapados en la piscina. Veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, por supuesto que quise escribir Hola no Ola, puf.

      Eliminar
    2. No te preocupes, en gallego se escribe sin hache, así que diremos que es un pequeño homenaje...jeje.

      Y genial que tu charla no haya caído en saco roto; es muy gratificante. Me alegro mucho de que este año se animaran a contar contigo....tienes que sentirte super animado y con ganas de seguir
      Un saludo

      Eliminar
  8. ¡Hay que ver lo que aprendemos contigo Jesús!.
    Un lugar impresionante el que nos muestras, esos olivares me recuerdan un poco a mi tierra. Los bichos impresionantes y con tus fotos y explicaciones nos ha quedado mas que claro.
    Gracias por compartir esta entrada.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. No paraban de moverse Ramón y los guantes los tenía resbaladizos de manejarlos con sus secreciones, era divertido ponerlos en postura para la foto e intentar enfocar

    ResponderEliminar
  10. chapeau!!
    ..tus entradas tienen ese buen toque, como toque tiene esa casa y ese gusto de quien vive en ella lejos de orteradas y de modernismos vacios,,,,,,
    En cuanto a la especies que describe no las conozco y creo que no viven en Navarra (el pigmeo ya veo que no).

    No sabia que eras tan fan de los anfibios , 6 horas.....bueno ademas hacias visita , claro! y como dices que poco cuesta hacer charquetes por el campo!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  11. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan las plantas nativas de nuestra propia comarca.

    Salud,
    Jose Luis Saez Saez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jose Luis.He visto tu manual y ¡chapeau!
      Creo que nosotros deberíamos hacer esa labor de repoblación que hoy por hoy hacen los zorros, garduñas, tejones y otros con la dispersión de semillas que hacen mediante sus excrementos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Jose Luis.He visto tu manual y ¡chapeau!
      Creo que nosotros deberíamos hacer esa labor de repoblación que hoy por hoy hacen los zorros, garduñas, tejones y otros con la dispersión de semillas que hacen mediante sus excrementos.

      Eliminar
  12. Jesús...modifica ya esto, hombre: "Es la subespecie pygmaeus de la familia Triturus marmoratus" que ya te han dicho que son especies distintas; el pigmaeus no es subespecie de la marmoratus...mas que nada para dejar redonda esta fantástica entrada.
    Genial.

    ResponderEliminar
  13. Que pasada Jesús..si los pigmeos son preciosos ...los gallipatos son impresionantes.
    Un abrazuu!!

    ResponderEliminar