martes, 29 de enero de 2013

Dormir en paz

Tengo un poco cargo de conciencia, de haberos mostrado a la anterior Garcilla bueyera atrapada sufriendo.

Quiero recuperar en este post rápidamente el tono positivo y hermoso a tope de la Naturaleza, con estas preciosas imágenes de este adulto de MARTINETE que ya nos muestra las dos características plumas blancas saliendo de su nuca propias de la primavera pero con las patas aún amarillentas que pronto tornarán rojizas con el celo y las plumas dorsales todavía grises ya tornando a negras. Difícil distinguir si macho o hembra, durmiendo en una zona arbolada muy espesa a unos 80 cm sobre el agua, sin que nadie le molestara:





Yo veía solo a este elemento, pero el crack Juan Perez que tiene un ojo mejor que un telescopio indicaba y descubría otros cuatro más en el mismo dormidero ¡fantástico!  Lo intrincado de la maleza permitía solo fotografiar bien a este que vemos descansando a medio día plácidamente harto de sus correrías nocturnas. 

domingo, 27 de enero de 2013

Otra de sedales

¡Cuantos habré visto ya!....estoy hasta las narices de ver cada dos por tres pobres animales atrapados o enganchados por esas señales humanas propias de malditos desechos o abandonos que se amontonan en repugnantes e indignantes vertederos donde quiera que vayas a un lugar de pesca en los roquedos, etc. Es alucinante que gente que sale a cazar o pescar porque según ellos "aman el contacto con la naturaleza" lo dejen todo lleno de basura, de cartuchos, o lo que es peligroso, de anzuelos, sedales, redes, botellas vacías, que luego son trampas mortales para pequeños animales y que se yo.
¿ Incivilización, mala educación, que es? yo respondería con algo más determinante: EGOÍSMO

Es lo que tenemos.  Pasemos a mi pequeño relato, esta vez con buen final para vuestra felicidad amigos: Por la mañana veo a un AGUILUCHO LAGUNERO posado cerca de un canal salir volando ante mi llegada, se me escapó, que rabia. Este cazador que también carroñero tenía sus razones para andar por allí.

Tardo poco en descubrirlo, esta infortunada GARCILLA BUEYERA está en dificultades, ¿enferma? ¿herida? , tiene mala pinta la pobre:



Veo que no puede marcharse. Me acerco con precaución para no causarle auto daños por pánico. Se ve ya la línea alrededor del cuello que evita su movilidad, pobrecilla:


Ante la cada vez más cercana presencia de la feroz bestia humana, el pobre animal intenta intimidarme erizando sus plumas de la cabeza y lanzado roncos ruidos de advertencia :


En esta foto se puede ya ver ligeramente el sedal maldito:


Afortunadamente, ante mi miedo a dañarla y también reconozco a no recibir cobardemente algunos picotazos, se lo comuniqué a una bióloga que andaba por allí y que no tardó en liberar al pobre animal.

Muchas gracias para tí querida amiga y mis peores maldiciones para los que abandonaron el sedal.

martes, 22 de enero de 2013

Calamones

Esta es una pequeña historia de cortejo entre estas dos bellísimas aves que el pasado domingo pude disfrutar mientras intentaba fotografiar en vuelo sin lograrlo LA PRIMERA GOLONDRINA COMÚN de este 2013 que volaba y volaba sin cesar frente a mí acompañando a todo un grupo de Aviones roqueros. Si estos no le permiten dormir pegadita a ellos su sentencia de muerte por frío está firmada.

Volvamos a mi historia:
Aparece súbitamente esta estilizada hembra de Calamón común, preciosa, brillando sus plumas por el celo que ya disfrutan. Ya se les ve en parejas con territorio definido siguiendo los bordes de La Charca.
Me dí cuenta que era una hembra, la veía fina, algo ligera, eso pensaba yo:









CCCRRRIIIIII.....CRI...CRI...CRI...CRI... ¿Quien viene? Menudo chirrido a unos metros por la orilla


Tanto la hembra como yo vigilamos el tupido borde de aneas, otro Calamón sin duda. De pronto dá un salto desde la espesura hacia una pequeña islita frente a mi (lo esperaba por ahí, de verdad):


Menudo guapetón, todo ahí exhibiendo sus alas en forma de lira, típica forma de cortejo. Despacio y muy seguro de sí mismo se acerca hacia la hembra:



Esta, lo recibe sumisa, agachando la cabeza y curvando las plumas, ¡que escena tan bonita!. Tranquilamente se acerca más y más pero ya más relajado, incluso se para, se asea su maravilloso plumaje, vigila, toma el sol en este frío día:






Un rocecito con su hembra y vuelta al cortejo:


A los Calamones les encantan las raíces de ciertas plantas, pues que mejor para regalarle a la hembra:



No sabe que llevarle, raíces, semillas, el macho hace lo que puede:


¡ Me cachi ! Cuando más subido de tono estaba el tema, me descubre... huida de ambos al cañaveral.


Espero os haya gustado esta historia en azul, para mí fue preciosa.

viernes, 18 de enero de 2013

Zzzzzzzzz gorriones

Cada atardecer que sople el viento de poniente, la entrada a mi calle se llena del maravilloso ruido que arman varios cientos de gorriones comunes que acuden a dormir.

Los muy astutos, han elegido entre otros este dormidero por varias razones:

Orientado al Este: Protegido de las frías brisas de poniente. Cálido amanecer para recuperar temperatura.
Cercanía humana: Parece que a veces nos temen y esquivan, pero no pueden vivir sin nosotros.
A salvo de predadores: Hay mucha presencia de Búho chico por la zona. Esta rapaz no podría maniobrar entre las espesas Buganvilias. Tampoco los gatos, entre tantas espinas protectoras :


Los amontonamientos de excrementos en el suelo, delatan los mejores sitios encima para dormir:



No quise usar el flash por si salían quemadas las fotos dada la cercanía ( a 2´50 m del suelo). El ligero viento sin embargo mecía los asustados pajarillos haciendo las fotos algo movidas por el tiempo de exposición:




Mientras les enchufaba la linterna, me vinieron cantidad de recuerdos de infancia, cuando provisto de buena escopeta de perdigones llenaba un saco de gorriones en una alameda de la finca familiar que al día siguiente deleitábamos comiendo fritos con ajos...que tiempos.
Recordaba que lo primero que me instruían era ¡ NO DIRIJAS LA LINTERNA AL SUELO!, pues cada vez que bajabas la luz se armaba un revoloteo con la consiguiente fuga. 

domingo, 13 de enero de 2013

Testing videotrampeo

video

Llevo varios fracasos con las nuevas cámaras, a ver si consigo cogerles otra vez el punto del año pasado.

Mientras, este pequeño avance de dos tomas diferentes agrupadas en una, porque nos enseñan como el astuto ZORRO prefiere salir más temprano que el JABALÍ, mejor no encontrarse al grandullón piensa el raposo. También nos muestran como rodeados del sonido ambiente del río cercano y de perros lejanos, el casi nulo ruido que hacen los animales salvajes al moverse por entre la hojarasca, solo roto el silencio natural ambiental por los chasquidos de la mandíbula del Jabalí al masticar los chirimoyos caídos al suelo.

viernes, 11 de enero de 2013

Tarro blanco-2

Me apetecía volver por La charca a ver si seguía el Tarro blanco hembra e intentar hacerle mejores fotos:


Pues no se ha marchado, catorce días después de que la avistara. Como veis por las fotos, se alimenta a base de impulsarse con las patas unos dos o tres metros cada vez, mientras mantiene la cabeza sumergida:




jueves, 10 de enero de 2013

Tarro blanco

Pedazo de ganso, grande y vistoso además de bastante raro de ver. Estas pasadas Navidades se presentó en la Charca de Suarez , Motril, un grupito de seis ejemplares el mísmisimo día 24 Nochebuena.                                                                Dos días después ya se habían marchado todos menos esta hembra que decidió quedarse. No tiene la típica protuberancia encima del pico del macho, es algo más pequeña y su cabeza un poco más redondeada:





No parecía enferma pues se alimentaba casi continuamente de plantas acuáticas en las someras aguas:



Preciosos bajos, decoradas sus cobertoras inferiores de ese bonito rojo-canela:



No se aleja nunca de la costa, por lo que sus visitas de paso costero hacia el norte de Africa o Doñana es relativamente posible por Motril. El 12 de Diciembre de 2009 fotografié otra hembra en este humedal.

miércoles, 2 de enero de 2013

Cabra montés-5

Bonito regalo de año nuevo, así me recibió el primer día del año, a las 11 horas aproximadamente.
Paraje natural de Cerro Gordo, en las faldas sobre el mar de la Sierra de Tejeda, entre Almuñecar y Nerja:

Me encuentro con el típico grupo de 10 elementos ya en los últimos días del celo, todavía juntos los machos y las hembras que muy pronto se van a dispersar, el macho dominante se irá solitario a zonas más elevadas y umbrías, las hembras harán grupo hasta parir en tres meses y los machitos "mirones" se unirán por separado.


Aquí tenéis al sultán de este grupo:



Desde su roquedo favorito, olfateaba a su harén de hembras (conté hasta seis, pero igual habría más):






El que parecía ser el 2º macho, aspirante al dominio del grupo, apareció justo frente a mí:






No paraba de vigilarme, como si su posición social le obligara a estar más pendiente (igual que ocurre con los Babuinos y otros animales que se mueven en grupo) de los peligros que pudieran sobrevenir al grupo.Su
cuerna, aunque aún menos poderosa que la del sultán está sin embargo menos despuntada que la de aquel, ya pronto es de suponer la ponga a prueba para destronarlo ¿quizás el año próximo?

Un 3er macho más joven, ramoneaba por los arbustillos aún cargados de bayas otoñales:





De repente, el "jefe" decide bajar a olisquear al grupo y dejarle claro al otro macho que ahí está él.

Como estoy seguro ya habréis notado, por el clima, la altitud (apróx 100 m sobre el mar), etc, este macho
de la Capra pyrenaica sub hispánica no desarrollará sus manchas pectorales negras tanto como las de la subespecie victoriae de Gredos y demás sierras mas septentrionales y frías. Su cuerna también presenta un desarrollo diferente, más curvado hacia atrás y menos abierta que la de la victoriae:






Todo está en orden, el 2º macho no da señales de agresividad. Parece querer apartarse un poco del grupo y eludir la tremenda luminosidad de la mañana, así que coge el camino de su recostadero en la umbría:


De paso, otea el horizonte desde su roquedo elevado y allí se deja su mejor señal territorial. Al defecar parados pues luego veremos sus excrementos en montoncitos y no dispersos como en otras especies:




Ya refugiado en la umbría boscosa, consigo localizarlo algo más tarde. Se levanta y me mira asustado así que decido dar por terminada mi convivencia con estos bellísimos animales:


Solo le deseo que no termine enfilado por uno de esos "deportistas" que luego colocarán su cabeza encima de una chimenea o tras la barra de un bar.   ¡Mucha  suerte querido amigo!